Seguir

¿Qué hacer si se sufre un accidente de tráfico?

By JA Quality |
 

Los accidentes de tráfico son lamentablemente cada vez más frecuentes y debemos saber cómo proceder para evitar problemas. Por mi experiencia son muchos los accidentes en que las partes llegan a un acuerdo verbalmente sobre quién ha sido el responsable y no redactan el parte amistoso y después a la hora de reclamar a la compañía es cuando surgen los problemas, ya que éstas niegan la responsabilidad de su asegurado y no proceden a pagar los daños sufridos, con el problema de tener que interponer la correspondiente demanda judicial con el coste que ello puede implicar.

Lo primero que hay que hacer en caso de accidente, siempre que no haya daños personales graves y tengamos la razón, es no mover los vehículos y sacar las correspondientes fotos. Hoy en día es fácil, ya que todos tenemos móviles con cámara que pueden sacar fotos o incluso grabar como han quedado los coches tras el accidente. En segundo lugar, deberíamos llamar a la guardia civil de tráfico o policía para que levanten el correspondiente atestado y así tener a nuestro favor un documento de la forma de producción del siniestro.

En segundo lugar si hemos sufrido daños personales acudir de forma inmediata al hospital o centro médico más cercano para que nos examinen y comprobemos el alcance de las lesiones sufridas.

El siguiente paso, es llamar a nuestra compañía de seguros y comunicar el accidente antes de que transcurran 7 días desde el mismo. Una vez que cumplimos dicha obligación se abre el oportuno expediente por la compañía y se inicia el proceso para la reclamación de los daños materiales y los daños personales que pudieran existir como consecuencia del accidente.

Lo aconsejable en estos casos es estar asistidos desde un primer momento por un abogado externo a la aseguradora ya que la experiencia demuestra que las compañías de seguros ofrecen siempre cantidades por debajo de las que legalmente corresponden.

Las pólizas del seguro suelen tener una cláusula de asistencia jurídica donde permiten al asegurado designar libre abogado y procurador para reclamar sus derechos hasta el límite pactado en la póliza que suele fijarse entre los 600 hasta las 3000 euros, con lo que hay que revisar el contenido de la misma para comprobar si tenemos derecho a designar libremente abogado y así poder reclamar la indemnización sin pagar cantidad alguna. Pues en tales casos, el pago de los honorarios de los abogados, procuradores y demás profesionales sería a cargo de la compañía hasta el límite pactado en la póliza.

Como resumen podríamos decir que lo más aconsejable es estar asistido por un abogado para la mejor defensa de nuestros derechos e intereses.

Artículo escrito por la Experta María Teijo.

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios